La necesaria creación de alimentos de cercanía

Una reflexión sobre la propuesta de desarrollar Huertas Urbanas, mostrada a través de un original corto de cine mudo. De la tierra a la mesa, con las manos colectivas transformando la naturaleza.

“Qué vayan al campo”, suelen decir livianamente ciertos personajes con figuración mediática cuando se habla de los pobres y de la cuestión de la alimentación. “En este país, tirás una semilla y te sale una planta, el que no come es porque no quiere”, se suele repetir, casi como una verdad revelada.

Pero resulta que gran parte de la sociedad tiene problemas para acceder a alimentos o en todo caso para hacerse de los mismos en las mejores condiciones.

Será la educación, entonces, una de las salidas. Porque no podemos seguir concibiendo el mundo con algunos parámetros que han resultado insuficientes para dar respuesta a las necesidades más básicas. Porque pasada la pandemia, la rueda seguirá girando y la dirección que lleve determinará la calidad de vida de la que dispondremos y nuestra relación con un planeta que, se está verificando, se ha convertido en un paciente de riesgo.

Desde Acción Huerta Urbana, trabajan en la idea de llevar esta iniciativa a las escuelas, a los comedores, a los centros culturales.

Es más que evidente, que uno de las nociones centrales que trastoca la aparición del Covid-19 es la idea de las distancias. Tal vez sea hora de acercarnos a los alimentos desde otro lugar, más activo, más participativo. La idea es válida para los hogares, para las escuelas y las instituciones de la sociedad civil en sus diferentes niveles de organización. ¿No será hora también de pensar la gastronomía asociada a esta idea de cercanía?

Acción Huerta Urbana
Facebook.com/accionhuertaurbana

Instagram: @elrecicladorurbano

Youtube: El Reciclador Urbano

(Carlos Briganti / 11-6289-0082)

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *