Santiago Bernasconi y Federico Isgro presentan BIRA, vinos argentinos con acento italiano

Hace un par de semanas, en una de las vinotecas más hermosas de Baires, “Lo de Joaquín Alberdi”, invitados por la colega y amiga Inés González, pudimos asistiar a la presentación de Bira Wines, un proyecto único en el país.

Está diferenciado por elaborar solo vinos de corte de estilo italiano, a base de sangiovese, con impronta argentina, destinados a posicionarse en lo más alto del mercado local e internacional. Con una producción limitada de 60 Mil botellas anuales, ya es considerada la marca revelación 2022, por sus altos puntajes y reconocimientos por la crítica internacional.

“Como todas las marcas, BIRA tiene una historia de vida en común detrás para contar”, dicen sus creadores, @santiago.bernasconi.wines , y el enólogo @isgrofederico , que comulgan uno de los mayores valores de su proyecto personal, la innovación y la calidad, cuidando el detalle durante el proceso de elaboración de cada vino.

BIRA significa Bernasconi & Isgró República Argentina, y hace referencia a los apellidos de sus fundadores y al lugar donde nacieron. El proyecto surge en junio de 2017, de la búsqueda de las raíces familiares de ambos amigos y profesionales con amplia trayectoria vitivinícola, los dos con origen en Italia, uno del norte, otro del sur.

“BIRA nació genuinamente de nuestra amistad y del deseo de construir un proyecto en común para disfrutarlo y compartirlo con nuestras familias y próximas generaciones”, dice Santiago Bernasconi. “Nos inspiró a desarrollar este emprendimiento un antiguo viñedo de SANGIOVESE plantado en 1975 en el Valle de Uco, y enfocarnos en vinos de corte teniendo como cepa base esta variedad. Los vinos de BIRA se distinguen por tener un estilo italiano, pero con el alma argentina”, comenta Federico Isgró. La primera vendimia fue la 2018 y durante 2020 comenzó la comercialización en el mercado argentino.

Los de Primera Generación son tres vinos de corte con base de sangiovese, el BIRA Rosso D’Uco ($1980), vino de corte clásico con base Sangiovese y otras variedades internacionales complementarias como Syrah y Merlot; BIRA Brunetto ($3300), inspirado en grandes vinos, es otro corte de base Sangiovese, con Syrah y Merlot co-fermentados; y finalmente, el BIRA Bin Otto ($7200), hecho con racimos seleccionados, del Valle de Uco.

Entre los de segunda generación, que representan a los hijos de italianos, nacidos en Argentina, están el BIRA Tano ($6300), que es un complemento de malbec de Gualtallary, con sangiovese de viñas antiguas de La Arboleda, y syrah y merlot de La Consulta, todo localizado dentro del Valle de Uco; y el BIRA Tanito ($1980), un blend de malbec y cabernet franc de Gualtallary, junto al sangiovese de viñas antiguas de La Arboleda.

 

BIRA concentra el 90% de ventas en el mercado doméstico y el resto en la exportación, principalmente Reino Unido y Brasil. Para 2022 BIRA prevé llegar a producir 80.000 botellas, y a lanzar nuevos productos, entre ellos sus primeros vinos blancos de corte, y a largo plazo, contempla construir su propia bodega, y elaborar también, aceites de oliva y grappa. Si querés saber más sobre ellos, ingresá a www.birawines.com , y así también figuran en la distintas redes.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.